Evolución de la accesibilidad a la vivienda en Galicia

Evolución de la accesibilidad a la vivienda por parte de los compradores gallegos-Walicia
- Publicidad -

En nuestro artículo de hoy vamos a analizar diferentes indicadores a través de los cuales podremos sacar conclusiones en cuanto a la accesibilidad de los gallegos a la vivienda y su evolución desde el año 1993. Para ello tomaremos como base los datos proporcionados por el Instituto Gallego de Estadística.

En concreto, introduciremos al lector en los siguientes indicadores:

  • Precio de la vivienda / salario anual: Este indicador es el resultado del cociente entre el precio medio de la vivienda en Galicia y el salario anual medio de un trabajador. Básicamente, el resultado de esta división nos dará como resultado el número de años de salario íntegro que un gallego medio necesita para poder comprar una vivienda media sin acudir a financiación en nuestra comunidad.
  • Coste total hipoteca / salario anual: Este indicador representa el cociente entre los costes totales de un préstamo concedido por el 80% del valor de un piso estándar y el salario anual medio de un trabajador de nuestra comunidad. Básicamente, el resultado nos indica los años de salario íntegros que un trabajador deberá destinar para el pago de sus obligaciones hipotecarios.
  • Esfuerzo financiero: El esfuerzo financiero es el resultado del cociente entre la cuota anual de un préstamo hipotecario concedido por el 80% del precio medio de una vivienda y el salario anual medio de un trabajador. Se puede interpretar como el porcentaje del salario anual que un gallego tiene que destinar al pago de la cuota anual de su hipoteca (principal+intereses de un año).
  • Precio adquirible: Se define como el precio máximo que se puede permitir pagar un asalariado gallego medio por una vivienda estándar para que no tenga que destinar más de un tercio de su salario anual al pago de cuota anual correspondiente a un préstamo hipotecario medio concedido por el 80% del precio de la vivienda.

¿Cuál es la situación actual en términos medios?

A cierre de 2018, y si hacemos un análisis de los 4 indicadores expuestos anteriormente, nos encontramos con que la situación de los gallegos en cuanto a la accesibilidad a la vivienda es saludable, sostenible y a priori alejada de riesgos de colapso por exceso de endeudamiento, precio de inmuebles en relación a ingresos o sobreexposición de ingresos medios anuales destinados al pago del servicio de la deuda hipotecaria.

- Publicidad -

En 2018 un gallego que decidiese adquirir su vivienda sin acudir a un préstamo hipotecario tendría que destinar 5,8 años de salario íntegro para el pago del activo. Se trata del mejor dato desde el año 2002 cuando este indicador se situó en 5,7 años y sin duda es mucho más prometedor que los 8,6 años de salario íntegro que en el año 2007 tendría que haber destinado un comprador gallego en estas mismas circunstancias.

Precio de la vivienda/salario anual-Evolución de la accesibilidad a la vivienda en Galicia-Walicia

De esta forma tenemos que al finalizar el año 2018 el porcentaje de salario anual que un gallego tendría que destinar al pago de sus obligaciones financieras fue del 25,9%. Esta cifra se encuentra todavía por debajo del 33% que recomiendan los expertos como porcentaje máximo del salario anual que un comprador debería destinar al pago, y también es mucho más bajo que el porcentaje de los ingresos anuales que se destinaban en el año 2007 y que llegó a situarse en el insostenible 49,1%.

En lo relativo a los costes del endeudamiento, a través de hipotecas concedidas por el 80% de un piso estándar, un gallego necesitó en 2018, además de tener ahorros por el 20% del precio del piso, 6 años de salario íntegro para destinarlos al pago de los costes totales de su hipoteca. Es aquí donde se puede ver el impacto de un escenario de tipos de interés a la baja facilitando el acceso de los compradores a la vivienda. Si nos fijamos en el dato publicado en el año 2007 para este mismo indicador, en un escenario de tipos de interés y precios de la vivienda especialmente altos, vemos cómo hacían falta hasta 13,4 años de salario íntegro para el pago de los costes totales de una hipoteca.

Hasta aquí todo va bien o eso parece ¿verdad?. Pero es cuando nos ponemos a analizar el precio adquirible de una vivienda estándar de nuestra comunidad, cuando nos damos cuenta de que para que todos estos indicadores sean saludables, el precio máximo que podrían asumir los compradores gallegos no debería pasar de los 153.000 €, lo que complica mucho la fabricación de nuevas viviendas.

- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here